Select Page

Olot es el municipio capital de la comarca de la Garrotxa quel cuenta con diferentes y atractivos únicos de gran encanto. Entre ellos, uno de los imperdibles es la ruta del Carrilet, una antigua vía estrecha de trenes que convertida en el lugar perfecto para pasear exclusivamente en bicicleta o caminando.

Quienes se adentran en la aventura podrán disfrutar de un hermoso recorrido enmarcado por un paisaje espectacular y ecológico, que se acompaña de su carácter cultural, medieval y sobre todo volcánico.

 

Ruta del Carrilet

 

El recorrido en cuestión suma más de 57 kilómetros, atraviesa tres comarcas y muchos pueblos. Por lo general está dividida en etapas, y se mantiene en buenas condiciones con puentes, barandas y señalización.

La ruta del Carrilet une el camino entre Olot y Girona y cuenta con un desnivel del 1,5% lo que representa entre baja y media dificultad, siendo el punto más alto el Coll d’en Bas a 620 metros sobre el nivel del mar.
Cabe recordar que Olot dispone de grandes atractivos como el imponente cráter redondeado del volcán Montsacopa, el también conocido volcán de San Francisco, y las sombrías fuentes de Sant Roc, que se encargan de acompañar con plataneros y lirios al inicio del recorrido.

 

¿Cómo recorrer la ruta?

 

Puedes ir caminando o alquilar una bicicleta por la zona de la Garrtoxa. Actualmente hay diversas empresas que ofrecen modelos eléctricos de bicicleta, aunque también puedes llevar tu propia bicicleta y movilizarla sin inconvenientes mediante el transporte público.

Podrás consultar por los recorridos aptos para niños o bien para personas con discapacidad, acceder a folletos y mapas del área para adaptarlo a tu itinerario y recorrer la ruta por tu cuenta. Como opción, también puedes contratar a un guía para que te apoye durante la travesía.

Peremagria, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons